Santo Domingo


Lo sentimos, no hay resultados para su búsqueda.

Historia del Barrio

El barrio de Santo Domingo es una zona perteneciente al distrito de Madrid Centro. Santo Domingo es el segundo arrabal madrileño. Tiene origen monacal, ya que se formó alrededor del convento de dominicas fundado por Santo Domingo de Guzmán en el año 1218. Este estaba dedicado en un principio a Santo Domingo de Silos.

Este Convento fue creado en el espacio que más tarde pasaría a conocerse como la Plaza de Santo Domingo. Generó un pequeño arrabal que más tarde sería absorbido por las cercas posteriores a la Muralla Cristiana de Madrid. La Iglesia del Monasterio fue construida durante el reinado de Felipe II y derrivada a finales del siglo XIX. Se volvió a construir en el número 3 de la calle Campomanes.

Durante la mayor parte del siglo XIX, este rincón fue un increíble y alegre mercado de flores. Tras esto, pasó a ser un parking que, finalmente, fue demolido para crear una plaza peatonal que recibe el nombre de la Plaza de Santo Domingo.

La Plaza de Santo Domingo es en la actualidad un espacio público situado en el barrio de Palacio, en el distrito Centro. Tiene una forma irregular y en ella convergen la calle de Silva, Jacometrezo, la carrera de San Bernardo, la calle de Veneras, la calle de Preciados, la Costanilla de los Ángeles, la calle de Isabel la Católica, la calle de Torija, la calle de Leganitos y la cuesta de Santo Domingo.

La Cuesta de Santo Domingo es una antigua vía urbana. Comienza en la calle de Arrieta, a un lado del Teatro Real, y se extiende hasta la Plaza de Santo Domingo. Aunque existía como calle desde el siglo XIV, recibió el nombre de cuesta de Santo Domingo en 1835. El aparcamiento, que fue construido en 1960 y más tarde derribado, terminó siendo construido como subterráneo. Además del Convento de Santo Domingo, el Palacio de los Duques de Granada de Ega también es un edificio mítico.

Tras el derrumbe del parking, comenzó la remodelación de la zona en el año 2007. La plaza quedó entonces dividida en tres plataformas que salvan el desnivel de la misma. Estas se comunican a través de rampas suaves. Por tanto, consiguen dar forma a un espacio transparente y abierto. Por lo tanto, el ayuntamiento consiguió finalmente convertir esta zona, que antes estaba ocupada por edificios, en un lugar tranquilo de convivencia entre vecinos. Las zonas libres y arboladas dan lugar a una superficie de 3.500 metros cuadrados.

Por que vivir en Santo Domingo

Vivir en la zona de Santo Domingo es vivir en el centro de la ciudad. Se trata de una zona tranquila donde cuentas con todas las comodidades a tu alrededor. En esta zona no existen barreras arquitectónicas y el uso de la bicicleta está más que extendido. La plaza de Santo Domingo cuenta con increíbles espacios destinados a juegos infantiles, por lo que es una zona muy completa y para toda la familia.

Esta zona aporta una sensación de seguridas y tranquilidad increíbles. Además, tiene una iluminación maravillosa que te permite conocer la situación de todo el mundo.

La Plaza de Santo Domingo está conectada a través de un eje peatonal con la Gran Vía, la Puerta del Sol y la Plaza de Oriente. La ubicación de esta zona es maravillosa. Vivir en la zona de Santo Domingo es vivir en pleno centro de la capital. El ambiente es insuperable. Cuenta con mucha seguridad y disfrutarás de la sensación de vivir en un barrio puramente castizo.

Además, la Plaza de Santo Domingo es la primera zona de la capital que cuenta con tecnología inalámbrica de acceso a Internet, Wi-Fi. Los ciudadanos pueden acceder, libremente y de forma gratuita, a internet, con la única limitación que contiene: no se pueden ver contenidos violentos o sexistas.

Por tanto, si estás buscando una zona céntrica, pero tranquila, con casas increíblemente acomodadas y con sensación de tranquilidad y encanto, el barrio de Santo Domingo es tu zona.

Monumentos

Aunque en la propia plaza de Santo Domingo no hay monumentos destacados, encontramos muchos puntos de interés cultural en los alrededores. Al ubicarse en una zona tan céntrica, podemos encontrar diversos monumentos y lugares destacados, como Gran Vía, Callao, Sol, etc.

Datos curiosos

Quizás el dato más curioso de la Plaza de Santo Domingo es precisamente su origen. Comenzó siendo un aparcamiento de varias plantas (subterráneas y al aire libre), lo cual ha sido considerado por muchos expertos como un ejemplo de la arquitectura urbana desafortunada del franquismo desarrollista.

Sin embargo, precisamente la destrucción de este prarking es lo que dio lugar a una zona de 3.500  metros cuadrados en la que se puede disfrutar de grandes explanadas, árboles y mucha gente caminando.

Para aprovechar el punto estratégico de la zona, se construyó un parking subterráneo.

 

Comercios de interés

El barrio de Santo Domingo se encuentra situado al lado de la Gran Vía madrileña, en pleno corazón de Madrid. Por tanto, busques lo que busques, siempre contarás con todo lo necesario. En la Gran Vía se encuentran algunas de las tiendas más codiciadas de la ciudad. No tendrás problema a la hora de decidirte a ir de compras. Cada vez son más los establecimientos que quieren encontrarse en esta increíble zona.

Además, en el Barrio de Santo Domingo también tienes algunos mercados donde comprar comida y bebida. Lo cierto es que la zona cuenta con todas las comodidades posibles para que no tengas que moverte del centro de la ciudad.

Entre sus calles también encontrarás  sitios donde pueden jugar los niños. Además, la zona tiene ambiente para todas las edades. Encontrarás escuelas infantiles, colegios… La Universidad Complutense de Madrid está a tan solo unas paradas en metro y la comunicación con el resto de Madrid es inmejorable. Cuenta con metro propio, y otras líneas muy cerca. Además de una gran variedad de autobuses y el servicio de RENFE en Sol.

Vivir en Santo Domingo es vivir en una zona que tiene de todo al alcance de tu mano.