Los compradores de viviendas de lujo prefieren Chamberí

Los compradores de viviendas de lujo prefieren Chamberí

El distrito de Chamberí está en auge. Se ha convertido en el centro de las miradas de los compradores e inversores que buscan pisos de lujo. Estas personas prefieren Chamberí al barrio de Salamanca a la hora de comprar una vivienda, debido principalmente a dos factores: más oferta y precios más competitivos.

A pesar de que son muchos los que comienzan la búsqueda en los edificios cercanos a Salamanca, finalmente se terminan decantando por Almagro. En esta zona, los precios de compra son más baratos y, sin embargo, cuenta con una gran oferta.  Estos factores, sumados a la falta de pisos de nueva construcción en Salamanca y precios desorbitados, han hecho que gran parte de la demanda se mueva hacia el distrito de Chamberí. Aquí, en la actualidad, se pueden encontrar numerosos proyectos de edificación de superlujo a precios realmente competitivos. De esta forma, el barrio ‘prime’ por excelencia ha quedado relegado a un segundo puesto.

En el barrio de Salamanca se pagan hasta 12.000 euros por metro cuadrado. No todo el mundo está dispuesto a pagar ese precio, pudiendo pagar menos por una vivienda de lujo en pleno distrito de Chamberí.

El encanto de las viviendas de lujo en Chamberí

Si por algo destaca Chamberí es por la cantidad de palacios que existían en la zona. Estos fueron utilizados por parte de la aristocracia entre los siglos XIX y XX. Hoy, se han convertido en fincas listas para rehabilitar, creando viviendas segregables. Además, Chamberí cuenta con excelentes comunicaciones, junto al paseo de la castellana, una gran oferta cultural, un enorme abanico de servicios, embajadas y organismos públicos. Todo esto, sumado a las mejoras en dotaciones y equipamientos, ha hecho que el barrio de Chamberí tenga las viviendas de alto poder adquisitivo más deseadas de la capital.

La zona más deseada del distrito de Chamberí es Almagro o Trafalgar. Cuentan con una exquisita proximidad al paseo de la castellana. Además, tiene un pasado aristocrático que se puede respirar en sus calles y edificios. También tienen mucho tirón aquellas zonas que están cercanas a la calle Sagasta, como es la calle Fuencarral.

Tanto en el barrio de Salamanca como en Chamberí, los precios de obra nueva y segunda mano se encuentran en máximos. Sin embargo, la diferencia de precios entre un máximo y otro es sustancial. De ahí que sean muchos los inversores que se decanten por una opción muy solicitada, pero más barata. Chamberí se ha convertido en el ejemplo más claro de desplazamiento de la demanda, gracias a la calidad del producto y sus bajos precios en comparación con Salamanca. En Salamanca, los precios de obra nueva cuestan, de media, un 25% más que en Chamberí.

Leave a Comment

Your email address will not be published.