La época dorada del alquiler de lujo

El diario nacional “El Mundo” ha elaborado un artículo sobre la situación que está viviendo el alquiler Premium. En este contexto, Larvia ha sido elegida como la inmobiliaria de lujo para su realización. El negocio del alquiler está viviendo una etapa muy buena. Cada vez son más las personas que deciden alquilar una vivienda en lugar de comprarla. La mejora de los alquileres también ha llegado a la oferta Prime, donde destaca Madrid. La oferta de pisos de alto standing es limitada, por lo que éstos se alquilan rápidamente y con precios bastante elevados, según nuestro director Álvaro González de la Hoz. La rentabilidad que ofrecen estos inmuebles es otro de los factores a tener en cuenta. Según el Banco de España, actualmente la rentabilidad se sitúa en torno al 9’8% bruto anual. Esto supone una mejora del 1’6% con respecto a las cifras del año anterior. Cada vez son más los compradores, tanto nacionales como internacionales, que deciden comprar una vivienda para alquilarla.

Qué ofrecen las viviendas Premium

Las viviendas de lujo son muy distintas a las tradicionales. En este sentido, no todo vale. Entre las características que buscan los clientes destaca la ubicación. Es necesario que éstas se encuentren situadas en zonas Premium de Madrid. Barrios como el de Salamanca, Justicia, Recoletos o La Moraleja, donde Larvia cuenta con oficina propia, son algunas de las favoritas. También es muy importante la presencia y el interior de estos inmuebles. Deben estar reformados, tener un mobiliario de calidad, un aspecto moderno y contar con un portal bonito y elegante. Por ello, la ubicación y la calidad se han convertido en los puntos clave en el alquiler de pisos de gama alta. Eso sí, las características de la vivienda pueden ser muy dispares. Se buscan tanto pisos de un único dormitorio hasta dúplex de 300 metros cuadrados. El precio medio por mes alquilado se encuentra entre los 1.800 hasta los 12.000 euros. Esta cifra ha subido entre un 7 y un 15% desde el 2016. Este tipo de inmuebles son alquilados por personas que tienen un alto poder adquisitivo. Además, por lo general estos pisos suelen llevar consigo servicios extra, que se pagan a parte. No es raro que muchos de los clientes soliciten servicio de lista de la compra antes de la llegada, chef privado o personal trainer, para los inmuebles ubicados en el centro de la ciudad. Las viviendas de lujo ofrecen una serie de servicios que se encuentran fuera del alcance del ciudadano de a pie. Comodidades, lujos y detalles inexistentes en otros servicios de alquiler.