El Barrio de Salamanca de Madrid

Índice:

  • Introducción: el Barrio de Salamanca


El Barrio de Salamanca es una de las zonas más afamadas de Madrid. Está compuesto por una serie de calles entre las que destacan algunas de las más importantes y reconocidas a nivel nacional, como son la Calle Serrano, la Calle Velázquez, la Calle Príncipe de Vergara y la Calle Conde de Peñalver. Estas son las grandes vías que conforman el eje por el que circulan el resto de calles del Barrio de Salamanca, una zona muy popular, entre otras cuestiones, por el alto poder adquisitivo de sus habitantes. En esta zona se encuentran algunos de los pisos de lujo y viviendas de lujo más destacados, rodeados de zonas comerciales que incluyan las principales marcas de joyas, moda o decoración de alto nivel.

Un poco de historia sobre el Barrio de Salamanca

Los primeros datos sobre esta zona se encuadran en el Plan Castro de 1860. Aunque no es hasta casi 70 años después cuando encontramos la zona totalmente urbanizada. La idea de la puesta en marcha de esta zona nace del marqués de Salamanca, de ahí su nombre, que desea crear una zona en donde los habitantes cuenten con un mejor abastecimiento en cuanto a alcantarillado  y otra serie de servicios que aseguraran una mayor salubridad y espacio para los habitantes de la zona. La idea era crear un espacio de más calidad en donde se pudiera reconocer a la capital del país que ya era Madrid.

Autor: David Adam Kess
Autor: David Adam Kess

Estas ideas se trasladan al papel en edificios con viviendas de lujo en cuanto a espacios. Tenía las ventanas más grandes de toda la ciudad. La intención era posibilitar una mejor ventilación de estos pisos de lujo que se iban a construir en la zona, y que venían acompañados de unos dormitorios mucho más amplios y de una separación de estancias que hoy día es perfectamente reconocible, pero que supuso toda una innovación y un cambio para la época.

En aquel momento, los edificios allí creados fueron para la aristocracia y clases altas del momento, que se desplazaron a un área que en aquellos instantes se consideraba las afueras de Madrid, y que sin embargo hoy día es capaz de combinar viviendas de lujo con una ubicación idílica, además de los mencionados servicios comerciales de nivel en las calles más importantes del Barrio de Salamanca.

Este lujo contrasta con la ruina en la que acabó aquel que lo ideó. El marqués de Salamanca se endeudó hasta límites insospechados con tal de sacar adelante el Barrio, hasta el punto de conseguir que escritores, pintores, políticos y la burguesía en general terminada en un barrio que acabó con el marqués arruinado. Para poder liquidar sus deudas, tuvo que crear en Francia una sociedad y retirarse allí para terminar de devolver a los bancos todo aquello que había solicitado para crear una zona que hoy es paradigma de la distinción y de la modernidad.

David Adam Kess
David Adam Kess

Edificios históricos del Barrio de Salamanca

Palacio de Saldaña

Esta edificación es una de las joyas del Barrio de Salamanca, arquitectónicamente hablando. Cuenta con influencias de la arquitectura francesa, con todas las características de un Palacete de inicios del siglo XX, en el que fue construido. Se encuentra en la Calle de José Ortega y Gasset, y durante un tiempo albergó el Tribunal Titular de Menores. El nombre lo recibe de su creador, el arquitecto Joaquín Saldaña López, quien lo creó entre los años 1903 y 1906.

La antigua plaza de toros

La Plaza de Toros de Las Ventas, que actualmente se encuentra dentro de Guindalera (en lo que hoy se conoce como el Distrito Salamanca), es la actual plaza de toros, pero lo cierto es que con anterioridad tenía una ubicación mucho más céntrica dentro del propio Barrio de Salamanca. El actual Corte Inglés de Goya, cuenta con dos edificios. El segundo de ellos, se encuentra pegado a lo que hoy se conoce como el Palacio de los Deportes, justo a la espalda del cruce entre las calles de Goya y Alcalá.

El actual Palacio de los Deportes, que hoy alberga conciertos, eventos y algún que otro espectáculo deportivo, era en la antigüedad el lugar en el que se encontraba la Plaza de Todos de Madrid, en la época de Felipe VI. El Marqués de Salamanca encontró gran oposición, al considerar muchos de los ciudadanos que se estaba construyendo en una zona demasiado alejada de la Puerta de Alcalá. Aun así, la construcción continuó y los madrileños quedaron contentos ante el nuevo edificio, que en realidad no duró ni siquiera seis décadas.

Museo Arqueológico Nacional

Dentro de los edificios históricos, no podemos dejar de hablar del Museo Arqueológico Nacional, que acoge a la Dama de Elche como su principal joya. El edificio se encuentra en la actualidad en su máximo apogeo, después de su reapertura en el año 2014, iniciando una nueva etapa con salas centradas en el Antiguo Egipcio como principal atractivo. En su interior podemos encontrar también cerámicas y piezas de arte griegas, así como esculturas de arte romano.

Iglesia de San Andrés

La Fundación Carlos de Amberes es otro de los edificios míticos del Barrio de Salamanca y que sin duda aportan nivel y lujo a esta zona de Madrid. Estamos ante una construcción del año 1876, concretamente la Iglesia de San Andrés de los Flamencos, que en la actualidad es Bien de Interés Cultural. Una joya externa que cuenta con un tesoro en su interior: ‘El Martirio de San Andrés’ de Rubens, que fue pintado en 1634. En la actualidad este espacio puede visitarse incluso utilizarse para realizar eventos y actividades culturales de interés para la ciudad de Madrid.

El Barrio de Salamanca hoy

Autor: David Adam Kess
Autor: David Adam Kess

Actualmente, la ciudad de Madrid se encuentra dividida en distritos. El Barrio de Salamanca sería el correspondiente al distrito de Salamanca, el número 4 de la capital de España. Cuando se llevó a cabo su creación por parte del Marqués, los ciudadanos consideraban a la zona la periferia de Madrid. Más allá de la Puerta de Alcalá, los madrileños consideraban la zona alejada del centro, algo que en cierto modo cautivó a las clases adineradas, que iniciaron un movimiento que todavía pervive en la sociedad moderna. A las afueras, en busca de una vida más tranquila y una mayor calidad de vida, se marchaban intelectuales y clase noble, en busca también de unas viviendas de lujo que todavía hoy lo son, gracias al cuidado estético que se ha mantenido por Ley de los exteriores e interiores de esas casas.

El Distrito Salamanca se compone del Barrio de Recoletos, Goya, Fuente del Berro, Guindalera, Lista y Castellana. Los dos primeros y los dos últimos cuentan con una geometría en la construcción de las calles inexistente en otras partes de la ciudad. Del mismo modo que ocurría en los ensanches de las grandes ciudades durante finales del siglo XIX y primeros del XX, las calles se plantean con gran amplitud, rectitud y sencillez. Una composición que se ha mantenido a lo largo de los tiempos, y que favorece un tránsito fluido del tráfico y de los viandantes de la zona, a pesar de estar en el centro de Madrid y dar acceso a zonas vitales de la ciudad, como por ejemplo la Plaza de Colón, donde desemboca la calle Goya, o la Puerta de Alcalá, donde nace la calle de Alcalá, una de las principales arterias de la ciudad de Madrid, y que cruza el Barrio de Salamanca de arriba abajo.

Al margen de los pisos de lujo, áticos de alto nivel y casas señoriales, nos encontramos en una de las zonas más atendidas de la ciudad, pues recopila entre sus calles las marcas de moda más importantes a nivel internacional, así como importantes tiendas de joyas, decoración, restaurantes, etc.

Una zona que, además está perfectamente comunicada en transporte público, con paradas de metro de diversas  hasta seis líneas diferentes, que facilitan el acceso de forma rápida a otras partes de la ciudad, así como cerca de setenta líneas de autobús que le conectan con otros puntos neurálgicos de Madrid.

Pisos de lujo en Barrio de Salamanca

Si se ha enamorado, como nos ocurrió a nosotros, de esta emblemática zona de Madrid, consulte nuestros pisos Barrio Salamanca. Vivirá en una zona de alto nivel, con servicios de valor, perfectamente comunicada y con todo lo necesario para desarrollar su día a día con comodidad y calidad